LLEGA UNA ASAMBLEA HISTÓRICA Y EL CULTO DE GRATITUD A DIOS

08 Dic LLEGA UNA ASAMBLEA HISTÓRICA Y EL CULTO DE GRATITUD A DIOS

Este jueves 12 de diciembre a las 15 horas, la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) celebrará la Asamblea Anual Ordinaria con carácter de histórica y federal, dado que fueron aprobados más de 50 candidatos de diferentes puntos del país, de un amplio espectro provincial postulados para ingresar al Consejo Directivo Nacional que renueva la mitad de sus miembros, y elige al Presidente.   

La cita para los afiliados y sus delegados es a las 15 en el edificio de la Iglesia Rey de Reyes, sito en calle Juramento 2433, en Belgrano, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Una vez más la Asamblea se transformará en un encuentro de consiervos de todo el país para que, en un clima de celebración, unidad y camaradería, consideraremos la actualidad y el rol de la iglesia en el país. Evocaremos los testimonios que durante el año estatutario, dan fe del crecimiento en la influencia de los evangélicos en nuestra sociedad.  

Desde el inicio y hasta las 18 horas se desarrollará esta primera parte de la jornada, donde se ejecutará el Orden del Día y también se renovarán autoridades.

Concluida dicha Asamblea, nos trasladaremos al edificio central de la iglesia, ubicado en calle Ciudad de la Paz 2330, donde en el tercer piso habrá un tiempo de camaradería y refrigerio, hasta el inicio del Culto de Gratitud a Dios. 

A las 19.30 se dará comienzo en el mismo recinto el Culto de Gratitud a Dios, donde será orador Rubén Del Ré, director general de Sociedad Bíblica Argentina (SBA), y participarán el Coro de la Iglesia del Centro «Del Centro Choir» y el grupo de alabanza y adoración de Rey de Reyes. Y en donde, en el marco de gratitud al Señor y delante de las autoridades gubernamentales e institucionales que serán invitadas, alabaremos e invocaremos JUNTOS y UNÁNIMES a Nuestro Señor.

¡Esperamos contar con la presencia de todos, para juntos celebrar una vez más las misericordias de Nuestro Padre celestial!