Día de Acción de Gracias: Cuando William C Morris y Martin Lutero se dieron la mano

07 Nov Día de Acción de Gracias: Cuando William C Morris y Martin Lutero se dieron la mano


El 31 de octubre amaneció con un clima enrarecido. Tanto en lo físico como en lo espiritual. Pronóstico de lluvias intensas, con vientos y tormenta por un lado. Por el otro, una celebración macabra importada con la intención de opacar la fiesta que se avecinaba.

 

Y a pesar de todos los inconvenientes, un nutrido grupo de hijos de Dios se dio cita para celebrar un culto de Acción de Gracias al Creador en el Templo que fundara William C. Morris el 30 de noviembre de 1899, en el mítico barrio porteño de Palermo.

Claro, no era para menos. Se conmemoraban los 496 años de la reforma protestante, iniciada por Martin Lutero.

Hubo mucha alegría por el reencuentro de hermanos que hace tiempo no se veían, cartas de adhesiones de distintos organismos gubernamentales, de entidades extranjeras y de la música que dijo: “Presente” para glorificar “al que vive, a Jesucristo”.

La conducción estuvo a cargo de Walter Echeverry, quien con su profesionalidad fue el hilo conductor de tan hermosa velada. Engalanaron el salón los abanderados del Buenos Aires Christian Academy y del Instituto Amós Comenio, dos reconocidos colegios o escuelas cristianas.

El primero en tomar la palabra fue el Pr. Rubén Proietti, presidente de ACIERA quien, con su estilo distendido, dio una bienvenida cordial a los asistentes y expuso la importancia de tan magno evento, el cual fue asimilado por las provincias de Mendoza y Entre Ríos, días atrás. Enfatizó que el Día de Acción de Gracias ya se celebra desde hace tiempo en las repúblicas hermanas de Chile y Perú.

Se hicieron presentes representantes del Gobierno Nacional, en la persona de Alejandro Lasalle, Asesor Jurídico de la Secretaria de Culto de la Nación; de la Provincia de Buenos Aires, con Enrique Moltoni, Director Provincial de Culto; y de la Ciudad de Buenos Aires, el Lic. Alfredo Abriani, Director General de Cultos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. También estuvieron presentes, entre otros,  representantes de Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Fabián Xavier Castillo, Subsecretario de Relaciones Institucionales Nacional e Internacional, y  el señor Waldo Villalpando, vicepresidente del Consejo Argentino por la Libertad Religiosa (CALIR). Se unió a la celebración el diputado nacional Eduardo Amadeo. Asimismo participaron el pastor Rubén Salomone, presidente de FeCEP, como diferentes miembros del Consejo Directivo de ACIERA, incluyendo al pastor Rubén Proietti, presidente; pastor Christian Hooft, vicepresidente interno; pastora Ligia Wurfel, tesorera, pastor Jorge Gómez, secretario, Silvia Zuccherino, integrante de ACIERA Mujer; pastor Hugo Rosasco, director de Red Argentina de Intercesión; pastor José Rivero, pro-secretario; pastor David Mastronardi, pro-tesorero; pastor Luis Meneghelli, director de la Red de Consejos Pastorales; pastor Ismael Meza, director de Relaciones con las Denominaciones;  el pastor Esteban Morales, vocal y presidente del Consejo de Pastores de Mendoza;  el Dr. Alejandro Gómez Leonardi, director de Legislación y Justicia.  En representación del Ejército de Salvación se hicieron presente el Teniente Coronel Ricardo Fernández y su esposa Mirta, también Teniente Coronel de la mencionada organización. Asimismo participó el pastor Osvaldo Pupilo, de la Iglesia de Dios quien es miembro de la Junta Honoraria de ACIERA. Como los pastores Walter Vilarullo, secretario de la Asociación de Pastores de Río Negro y Víctor Raúl García, presidente del Consejo de Pastores de la Provincia de Río Negro, quienes acudieron con el fin de repetir el acto en sus ciudades de procedencia en un futuro cercano. También se hicieron presente Alberto Gardelini, misionero argentino en España, el pastor Cristian Scheelje Cossios, presidente de la Unión de Iglesias Cristianas Evangélicas del Perú (UNICEP), y Mirtha Solessi, presidenta de la Liga Argentina de Mujeres Evangélicas (LAME) entidad con más de 95 años de servicio.

Todos ellos participaron conjuntamente de la celebración con delegaciones de distintas congregaciones de Argentina.  Salvacionistas, Nazarenos, de las Asambleas de Dios, de la Comunidad Cristiana, de la Iglesia de Dios, de la Unión de las Asambleas de Dios, Bautistas y Hermanos Libres, entre otros, se unieron en cantos y oraciones para glorificar, agradecer y pedir a Dios por esta nación, por la salud de su presidente  y por su iglesia.  Las oraciones fueron lideradas por los pastores Osvaldo Pupillo, Rubén Salomone y Christian Hooft.  Les antecedió la lectura del Salmo 104 en la voz de Ligia Wurfel.

La fiesta cobró brillo con la participación de la Banda de Bronces Shekinah, y la exposición de la Palabra Sagrada estuvo a cargo del Pr. Juan José Churruarín, conocido expositor y luchador del Evangelio en nuestro país, quien con una visión aguda y profética, alzo su voz alertando sobre los tiempos venideros.

Argentina crece.  La Iglesia en Argentina crece.  Sus hijos se unen, el evangelio es predicado y todo esto forma un marco impresionante para el gran regreso de Jesucristo.  Y tan inminente es su regreso, que era necesario que el reformador y el educador se dieran cita en una oportunidad tan especial, fundiéndose en un abrazo de amor como el que se vivió allí.

¡A Dios sea la gloria por siempre!

Rubén Lavini